SerAnaonoSerAna

lunes, 14 de julio de 2008


No es que un día te levantes, te mires al espejo y lo digas. No es que lo decidas al cerrar las tapas de una revista de moda. Es que un día dejas de sentirte dueña de tu vida, que la impotencia te ahoga y que lo único que tienes a la mano para expresarte es tu cuerpo. Es que un día la vida parece no tener sentido, que la muerte ha empezado a seducirte.No quisé llegar hasta este extremo.
De ahí el camino es cuesta abajo. Pero bueno algunos días sentirás hambre, pero pronto olvidarás esa sensación que se transformará simplemente en un vago dolor en el estómago. Vendrán entonces los calambres, la resequedad en la piel, los mareos, los desmayos. Cada día tus huesos serán más visibles, pero simplemente tú no los verás. Dejarás de ver lo que el espejo refleja, tus ojos empezarán a ver distinto de como miran todos los demás.
Y no es necesariamente que te veas gorda --yo nunca sufrí de percepción distorsionada-- es que simplemente no te ves, o que te ves y deseas desaparecer. Con el tiempo se va también la de sentir, la de identificar qué es lo que sientes. Simplemente sabes que hay algo que te ahoga y que quieres sacarlo de ti al instante. Y no comer al menos te anestesia.

Desde ese punto hasta la muerte es sólo cuestión de tiempo. Estarás demacrada, débil. Te alejarás de tus amigos, o ello se alejarán de ti. Empezarás a morir primero en vida, porque tu voluntad y tu alegría se verán lentamente reducidas. Eso es sufrir anorexia.

2 comentarios:

filosofourbano dijo...

Bueno amiga creo que la respuesta al dilema "Ser Ana o no ser Ana" ya la tienes y entre líneas tu misma te la has respondido...

Asi que amiga... fuerza! y si sabes y ya tomaste conciencia de que está mal, pues erradícalo :)

Un super abrazo!

agnE x) dijo...

se puede solucionar.

you will survive

no te ayuda en nada ser ana o mía.. nada de nada

fuerza :)!*